jueves, septiembre 28, 2006

Dudas razonables

Hace escasos días, quienes se supone que saben de la marcha real del proceso de paz en Euskadi confesaban en privado que el próximo mes iba a resultar decisivo para el mantenimiento del alto el fuego permanente de ETA. Ello significaba que la temida ruptura podía llegar a producirse a pesar del optimismo reinante de cara a la opinión pública. Sin embargo, 48 horas después de esa preocupante confesión se aseguraba que el cese de la violencia vuelve a estar asegurado al menos hasta mayo. El mero hecho de que se especule con una vuelta atrás, que en apariencia todos ven imposible, refleja que la sucesión de declaraciones intranquilizadoras que se vienen sucediendo no es mera escenografía. La patochada de Aritxulegi, que ha provocado un fuerte impacto emocional en quienes más de cerca sienten sobre sus espaldas la amenaza de ETA, parece destinada a sacar músculo en un momento de cierta desorientación para la izquierda radical. Las últimas palabras del presidente Zapatero, que pecan de un exagerado optimismo teniendo en cuenta la situación sobre el terreno, podrían corroborar que se ha ahuyentado el peligro más inmediato. Las preguntas claves continúan siendo las de siempre: ¿Tiene absolutamente asumido la izquierda abertzale en su conjunto que el abandono de la práctica del terrorismo es irreversible? ¿Apuestan definitivamente por las vías políticas y democráticas? Yo diría que, a día de hoy, al menos existen elementos para dudar.

miércoles, septiembre 20, 2006

Problemas en EA

No se han rendido los que en el seno de EA apuestan por reeditar la coalición con el PNV, pero lo tienen cada día mucho más difícil. El calendario corre en su contra, tanto por la puesta en marcha del proceso de confección de listas electorales en el PNV como por la sacudida interna que ahora generaría una corrección respecto a la decisión de la Ejecutiva. Resulta sorprendente que la presidenta del partido, Begoña Errazti, haya superado su derrota con simples daños colaterales en las relaciones personales. En privado, se la ve con una actitud conciliadora que permita reducir al mínimo posible el desgaste que está sufriendo su formación. Aun así, las grietas que han aparecido en el sector mayoritario amenazan con convertirse en auténticos boquetes. EA afrontará en mayo su mayor desafío desde que se fundó hace 20 años y los augurios no son buenos. Podría quedar fuera de algunas de las instituciones más importantes en juego. A buen seguro, eso reavivaría las tensiones y más de uno estaría tentado de pasar factura a quienes han forzado la separación del PNV por un margen que no pudo ser más estrecho. Aunque en la superficie parece que ha vuelto la tranquilidad, los movimientos subterráneos se suceden. Todo indica que EA será fuente de noticias en las próximas semanas.

lunes, septiembre 18, 2006

Toma de contacto

Cada vez que opinamos, nos retratamos; y también lo hacemos, sin duda, cuando mostramos capacidad para evolucionar y entender los argumentos de los demás. Todos tenemos influencias que nos han marcado, que nos han empujado a adentrarnos en territorios desconocidos hasta entonces. Decía Winston Churchill que las actitudes son más importantes que las aptitudes, y atinaba de lleno. Se trata de abrir horizontes, apartar prejuicios y conocerse mejor. Desgraciadamente, no faltan los que se retroalimentan sin fin, los que se encierran en sus torres de marfil, negando a los otros su parte de razón. La tensión intelectual basada en poner a prueba las afirmaciones propias siempre ayuda a avanzar desde el respeto. Ése debe ser el ámbito de cualquier foro de reflexión que busque acercar a las personas. Sobre todo, en un lugar donde vivir de espaldas a quienes piensan diferente se había convertido en hábito.