lunes, febrero 26, 2007

Un paso al frente

El viernes estuve en Vitoria, entrevistando al consejero del Interior del Gobierno vasco, Javier Balza. El resultado del encuentro se publicó ayer pero, más allá de las estrictas declaraciones a micrófono abierto, salí de Lakua con la sensación de que estamos ante un escenario absolutamente incierto. Las declaraciones de Otegi ayer en La Vanguardia cimentan la impresión de que la izquierda abertzale busca una salida del pozo en que está sumida desde el 30 de diciembre. Aquel atentado anuló cualquier posibilidad de interlocución y condenó a Batasuna a vagar como un fantasma, como un auténtico espectro. Para volver a ser un ente corpóreo, la formación ilegalizada está practicando una especie de regresión. Da por buena como punto de partida una autonomía de cuatro territorios, asume que el Estado no debe pagar ningún precio político y dice tener claro que la única vía hacia la independencia es la pacífica. Lo malo es que este viaje al realismo se está produciendo con treinta años de retraso y con cientos de muertos en el camino. Además, su valor es muy limitado hasta que ETA lo avale, porque si algo ha quedado demostrado hasta ahora es que la izquierda abertzale política no es capaz de ejercer su propio papel con el mínimo grado de autonomía. En ese comunicado, que a tenor de los rumores debe llegar de un momento a otro, la organización terrorista está obligada a aclarar las dudas generadas por el anterior, que dejó el alto el fuego sujeto con alfileres. Tomando como referencia la orientación de las últimas propuestas de Batasuna, y precisamente en la creencia de que ésta no da ningún paso sin la aquiescencia de ETA, ese comunicado debería ofrecer algún tipo de gesto creíble que evite el marasmo definitivo del proceso. Ha llegado el momento de que, si su apuesta es real, la banda dé un paso definitivo al frente. En cualquier caso, es muy difícil predecir cuál será el escenario dentro de dos o tres meses. Los responsables políticos y las fuerzas de seguridad están preparados para cualquier eventualidad.

No hay comentarios: