sábado, marzo 24, 2007

Cara a cara

Sin duda, la entrevista es uno de los géneros periodísticos que más me gustan. El cara a cara, mirándose a los ojos, cuando la otra parte lo hace posible, es una experiencia sin igual. Con las ruedas de prensa convertidas cada vez más en monólogo y el acceso controlado a los grandes acontecimientos, en los que se tiende a "enjaular" a la prensa, la rueda de preguntas y respuestas bajo el único escrutinio de la grabadora es un ejercicio de plena libertad. No hay guiones preestablecidos y se pone a prueba la solidez de ambas partes. Entre quienes ahora recuerdo, de una larguísima lista, he entrevistado al lehendakari Juan José Ibarretxe (en numerosas ocasiones), a los lehendakaris Garaikoetxea y Ardanza, al presidente del Senado Javier Rojo, al Defensor del Pueblo Enrique Múgica, a Josu Jon Imaz, Josune Ariztondo, Iñigo Urkullu, Idoia Zenarrutzabeitia, Javier Balza, Juan María Atutxa, Izaskun Bilbao, Jordi Pujol, Artur Mas, Ernest Benach, Josep Lluis Carod Rovira, Joan Saura, Josep Bargalló, Anxo Quintana, Patxi López, Ramón Jáuregui, Joaquín Almunia, Odón Elorza, Rodolfo Ares, Rosa Díez, Jesús Eguiguren, Eduardo Madina, Gema Zabaleta, Miguel Buen, Diego López Garrido, Carlos Chivite, Miguel Ángel Moratinos, María San Gil, Carmelo Barrio, Leopoldo Barreda, Ignacio Astarloa, Manuel Fraga, Fernando Savater, Maite Pagazaurtundua, Santiago Carrillo, Gaspar Llamazares, Javier Madrazo, Arnaldo Otegi, Jone Goirizelaia, Patxi Zabaleta, Aintzane Ezenarro, Begoña Errazti, Unai Ziarreta, Joseba Azkarraga, Fernando Salinas, Fernando Ruiz Piñeiro, al ex embajador de Israel en España Hertzl Inbar, al Delegado del Gobierno en la CAV Paulino Luesma, a Javier Pérez Royo, a Joe Bossano... De esa experiencia se aprende a distinguir entre el personaje público y la persona, a quien impresiona por su solidez política e intelectual de quien resulta ser un peso pluma. Hay algunos de los que merece la pena hablar, sin menoscabo del resto.

No hay comentarios: