lunes, abril 23, 2007

Día del libro

San Jorge, un día especial para todos los que tenemos la literatura entre nuestras preferencias. Día también de Castilla y León. Fiesta para quienes queremos a León. Se notaba movimiento en las librerías, tanto en las tradicionales como en las improvisadas a pie de calle. Es una idea fantástica sacar los libros a la vista de todos. Leer es una de las cosas más estimulantes que una persona puede hacer. Es el tiempo de lo audiovisual, de lo que no requiere ningún esfuerzo, pero el placer de viajar a través de unas palabras bien juntadas, del tacto de cada página, es insustituible. Sin olvidar que la lectura nos permite adquirir mayores conocimientos y nos hace más libres. No se me ocurren muchos regalos más bonitos y personales que uno o varios libros. Es una forma extraordinaria de hacer saber a alguien que se le quiere. Mi regalo de este año ha sido Ébano, de Ryszard Kapuscinski. Un libro especial para una persona muy especial. En la Casa del Libro hoy regalaban un ejemplar del Quijote. Es un detalle extraordinario. Pocos libros hay que sean un compendio tan acertado de la naturaleza humana. He visto que en otros establecimientos obsequiaban con las clásicas rosas u otros libros. Yo he comprado Encyclopédie, de Phillip Blom. Ahí van tres recomendaciones:
1.) Jonathan Strange y el señor Norrell, de Susanna Clarke
2.) Manhattan Transfer, de John Dos Passos
3.) Germinal, de Emile Zola

No hay comentarios: