domingo, mayo 27, 2007

Luces y muchas sombras

No había mucha gente en los colegios electorales cuando fui a votar al filo de la una. A pesar de ser una hora en la que habitualmente la gente se acerca a las urnas poco antes de comer, hoy los miembros de la mesa estaban muy tranquilos. Tal vez en exceso desde el punto de vista de la salud democrática. Esta impresión se ha visto confirmada con el primer índice oficial de participación, que refleja cerca de un 3% de descenso respecto al de hace cuatro años. Por lo demás, el día transcurre con lo que en Euskadi se considera normalidad. Ayer, gente de ese puro envoltorio llamado ANV, que está mostrando un perfil tan agresivo como el de la HB de los peores años, rompió la pauta de las jornadas de reflexión para empapelar las calles con carteles en los que un grupo de ex afiliados del PNV que nadie conoce pedía en las paginas de Gara que no se vote a esa formación por considerar a Josu Jon Imaz la encarnación del regionalismo. También colocaron otros en los que, en un fotomontaje, todos los dirigentes políticos, desde Zapatero y Rajoy hasta el propio Imaz y Patxi Zabaleta , llevaban una pancarta en la que decían estar "en contra del proceso de paz". Debe ser que quienes colocaron la bomba en Barajas y los que callaron ante el asesinato de dos personas sí son unos entusiastas pacifistas. Ya de madrugada, la fachada del batzoki de Gernika-Lumo ha sido atacada con pintura roja, y durante el día los alegres muchachos de la verdadera paz y la más auténtica democracia lucían en los colegios electorales llamativas camisetas rojas con el lema "Putxerazo" en amarillo. Sumado todo esto al acoso que han tenido que padecer los dirigentes de las formaciones democráticas a la hora de votar en diferentes puntos de Euskadi, el panorama resultante dibuja una sociedad a la que se pretende atemorizar y en la que para algunos no existen las más mínimas reglas de convivencia. Triste, muy triste.

1 comentario:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Hola. ¿Qué coño ha ocurrido en Gernika? Qué escándalo. Aún no me lo puedo creer. ¿Cómo se peude pasar en cuatro años de tener 55% a tener 28% como le ha ocurrido al PNV? Y en un bastión histórico. ¿Qué ha pasado?