lunes, junio 11, 2007

Negociaciones en Gipuzkoa

Eusko Alkartasuna de Gipuzkoa se debate en la duda de elegir entre el PSE-EE y el PNV como principal compañero de viaje en la legislatura que está a punto de comenzar. A favor de la primera opción se cuenta que los socialistas -que son la primera fuerza política del territorio- han presentado un programa muy concreto al equipo de Iñaki Galdos. En contra juega la inercia del tripartito, que aun siendo una fórmula que no garantiza las mayorías suficientes en todas las instituciones en disputa, sigue siendo la que compone el Gobierno vasco. Ninguno de sus tres componentes quiere poner en riesgo la estabilidad del Ejecutivo de Vitoria y, por tanto, nadie quiere protagonizar el primer desmarque. Las posibilidades para una colaboración entre PNV y EA en Gipuzkoa pasan por superar las conocidas desavenencias y los permanentes recelos entre sus dos ejecutivas provinciales. Joseba Egibar e Iñaki Galdos no mantienen una relación estrecha, ni personal ni políticamente. Representan dos concepciones distintas del nacionalismo que no casan con facilidad. Sólo la intervención directa de Josu Jon Imaz, que se está produciendo, puede suavizar las cosas, habida cuenta de que es la Ejecutiva guipuzcoana de EA, en exclusiva, la que se está encargando de las negociaciones sin aceptar ninguna interferencia de la dirección encabezada por Begoña Errazti. Posiblemente, a Galdos el cuerpo le pida mandar al PNV a la oposición, como primer paso para empezar a dotar de contenido a la redefinición del nacionalismo que él propone. Si ello todavía es posible, será Imaz quien salve los muebles de los jeltzales en Gipuzkoa, donde en los últimos meses se han acumulado los errores de cálculo político. Descartados los acuerdos globales, las claves locales decidirán los gobiernos forales y municipales. En pocos días habrá noticias.

No hay comentarios: