martes, agosto 21, 2007

La antifiesta

Hace unos días denunciaba en la Cadena Ser la utilización que hace la izquierda radical de las fiestas en Euskadi en provecho propio ante la clamorosa pasividad de muchos alcaldes, sobre todo de los que gobiernan junto a ellos en determinados municipios. Las comisiones de fiestas se han convertido en múltiples casos en órganos de poder y decisión paralelos que incluso rivalizan con los ayuntamientos elegidos democráticamente. En estos grupos Batasuna y su entorno suelen estar sobrerrepresentados en función de las sopas de letras que utilizan para multiplicarse. Así es como en Gernika-Lumo, por ejemplo, se organiza, desde el año pasado, un acto en favor de los "derechos" de los presos de ETA y se incluye en el programa oficial de fiestas. De las víctimas de la banda y de los amenazados por ella, entre los que se encuentran ediles de los propios ayuntamientos, nadie dice nada y menos aún a través de los actos organizados en nombre de todos los ciudadanos. En un artículo que publica hoy en El País, Manu Montero pone el dedo en la llaga.

No hay comentarios: