viernes, diciembre 21, 2007

Alucinaciones

Los dirigentes de ANV, exactamente igual que los de Batasuna o EHAK, que vienen a ser lo mismo, nos tienen acostumbrados a sus declaraciones alucinadas. En este ocasión les ha dado por decir que el PSOE y el PNV "se han unido para imponer la Constitución y aniquilar al independentismo". Con esta finura argumental y expositiva, tan llena de matices, cabe concluir que la izquierda radical sigue viviendo ajena a la realidad. Ve enemigos por todas partes, actúa desde la paranoia y justifica el terrorismo como parte de la "respuesta" que se ha de dar a esas supuestas "agresiones" que, ni que decir tiene, provienen siempre de España. Si para quienes aspiran a ser ciudadanos de un país normal todo esto no fuera tan cansino y tan dramático a la vez, tanta frase hueca y absurda simplemente provocaría hilaridad. El problema radica en que se asesina en nombre de esa Euskal Herria que no está configurada políticamente por el mero hecho de que ésa no es la voluntad de quienes la habitan y de que se amenaza a todo aquel que osa rechistar ante la pretensión de imponer unas ideas muy concretas. Se caracteriza al discrepante como enemigo a batir, al Estado de Derecho como opresor y dictatorial y poco importa que la realidad no case con la imagen de un País Vasco sitiado por las malvadas España y Francia. Es tal el grado de infantilismo político, de falta de cultura histórica y praxis democrática de quienes son tan dados a hacerse las víctimas cuando en realidad van de la mano de los verdugos que resulta muy difícil que cualquier tipo de diálogo con ellos pueda fructificar. Si se ha de partir de presupuestos que no son reales es imposible ponerse de acuerdo en nada. Por eso, a veces, es necesario preguntarse de qué se puede hablar con quien hace caso omiso de la voluntad ciudadana. La trayectoria política de la izquierda radical es muy pobre desde el punto de vista ideológico y aún más penosa por absoluta falta de respeto por lo que los ciudadanos vascos han venido expresando en las urnas elección tras elección. Quien pensaba que en los últimos tiempos había un mayor grado de madurez en su seno no tiene más que analizar con detenimiento las declaraciones de sus dirigentes que, más allá de la coyuntura actual de detenciones y presión policial, siguen siendo tan simplistas e irreales como acostumbraban. El PNV y el PSOE, de la mano para borrar del mapa a los "patriotas" vascos. El mismo victimismo de siempre. Las mismas mentiras de siempre.

No hay comentarios: