lunes, diciembre 17, 2007

Aplausos para Barrena

La imagen de la inmensa mayoría de los delegados al VII Congreso de Eusko Alkartasuna aplaudiendo al dirigente de Batasuna Pernando Barrena resulta tan demoledora como vergonzosa. Sólo unos pocos mantuvieron una posición crítica ante quien calla frente a todo tipo de vulneraciones de los derechos humanos en Euskadi, mientras los más lo agasajaban como si se tratara del campeón de las libertades. Quienes se supone que deberían hacer política desde la izquierda radical se han limitado a ejercer su triste papel de cara amable del terror tanto durante el proceso de paz como una vez que ETA ha roto el alto el fuego supuestamente indefinido. En política el diálogo es clave para resolver los problemas, pero cuando una de las partes se pertrecha junto a quienes empuñan las pistolas igual de útil puede resultar negarse a hablar en esas condiciones. EA parece decidida no sólo a mantener sus alianzas municipales con los herederos de Batasuna o a seguir debatiendo sobre metafísica en todo tipo de foros en los que la izquierda radical tiene mayoría. Incluso aplaude a Barrena, como si fuera el héroe de la independencia que tanto dice anhelar la formación de Ziarreta. EA se suma a las condenas, pero cuando aún no se han apagado los ecos del vil asesinato de dos jóvenes guardias civiles en Capbreton, pone la alfombra roja a quien busca todo tipo de justificaciones, tan metafísicas como los debates de los foros que les unen, para mostrar el más mínimo atisbo de crítica ante las prácticas terroristas. En el Congreso anterior de EA ya se comentó mucho entre los periodistas que cada vez se veían más ejemplares de 'Gara' entre los delegados. En este ya han aplaudido directamente a Barrena. A la vista de la escasez de liderazgo que padecen, no sería de extrañar que en la siguiente cita congresual eligieran directamente a Arnaldo Otegi para que los guíe por el camino hacia la tierra prometida.  

No hay comentarios: