martes, diciembre 11, 2007

El papel de Francia

El reciente asesinato de dos guardias civiles en la localidad francesa de Capbreton ha vuelto a poner en primera línea informativa los detalles de la colaboración hispano-gala en materia antiterrorista. Hace ya muchos años que el entendimiento entre las autoridades de ambos países está produciendo buenos resultados, aunque no hay que minusvalorar las posibilidades de mejora que se abren tanto por la especial sensibilidad de Nicolas Sarkozy en esta materia como por el salto cualitativo que supone que ETA haya actuado directamente en territorio francés. Terminar con la banda y con quienes la sostienen exige una acción decidida y eficaz en España, pero nunca se logrará llegar al punto final si no se produce una intensa colaboración gala. ETA sigue utilizando el suelo francés a modo de retaguardia y allí continúan refugiándose sus principales elementos. En otras ocasiones, cuando las organizaciones terroristas han tenido su origen y han desarrollado su actividad en Francia, las fuerzas de seguridad de aquel país han demostrado una eficacia absoluta. Los datos indican que en el caso de ETA la colaboración con España ha sido sincera, aunque se haya dosificado en función de ciertos intereses. Jacques Chirac era un maestro en este tipo de actuaciones fluctuantes y se manejaba con mucha soltura en los claroscuros. Su sucesor al frente de la presidencia de la República tiene un estilo más directo y su implicación en lo que se refiere a la situación interna española es mucho mayor. Por eso, las nuevas dinámicas que se generen a raíz del atentado de Capbreton no pueden quedar en mera coyuntura. Una gran parte del éxito para acabar con ETA y para hacer entender a la izquierda radical que no conseguirá nada a través de la violencia depende de Francia. Y cuanto más débiles se sientan quienes practican la violencia o pretenden valerse de ella para lograr determinados objetivos políticos, más cerca se estará de que se vean obligados a cambiar de estrategia, ya que por la vía de la persuasión dialogada apenas se ha logrado nada. 

No hay comentarios: