martes, diciembre 18, 2007

Lecturas (Un día de cólera)

Pronto se cumplirán doscientos años desde el levantamiento popular en Madrid contra el invasor francés. Aquel 2 de mayo de 1808 arrancó la resistencia ante el ocupante que llegaba como aliado. Un incidente aislado frente al Palacio Real derivó en múltiples matanzas de uno y otro signo. Fue el pueblo más llano, capitaneado en Monteleón por Daoiz y Velarde, el que hizo frente a las tropas imperiales, el ejército más poderoso del mundo en la época, mientras quienes participaban del orden establecido permanecían bien guarecidos. La chispa que prendió la Guerra de la Independencia dividió las voluntades de quienes deseaban para España un futuro bajo la luz de la Ilustración, que llegaba del exterior, frente al oscurantismo más patriótico que representaban Carlos IV y Fernando VII, monarcas indolentes como pocos, y el clero pertrechado tras la Inquisición. La necesidad de elegir atormentó a las élites más preclaras, que se debatieron entre la razón de las ideas y la devoción por lo propio. Pérez-Reverte recrea de forma magistral los sucesos de aquel primer encontronazo entre ambas trincheras. Lo hace de forma coral, dando protagonismo al pueblo de Madrid con nombres y apellidos, y con las licencias mínimas que la palabra "novela" requiere para justificarse. Para quien ha disfrutado sobremanera con historias del mismo autor como las de la saga de Alatriste o la de La Reina de Sur, la última obra de Pérez-Reverte vuelve a quedar en la memoria entre lo mejor de su producción literaria. Un gran libro, que no defrauda en ninguna de sus páginas, y hace revivir la Historia. En concreto, un capítulo de la misma en el que, como se explicita en el texto, los vascos, como en tantas otras ocasiones, participaron en ambos bandos, el representado por Harispe y los soldados de Baigorri en el lado de las fuerzas de Napoleón y el que aparece lleno de apellidos como el del capitán Goicoechea, Ugarte o Guesuraga, en la otra parte.

La frase: "Para el pueblo español, acostumbrado a la obediencia ciega a la Religión y la Monarquía, un título nobiliario, una sotana o un uniforme son la única referencia posible en momentos de crisis"

Ficha técnica:
Título: Un día de cólera
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Páginas: 401
Edita: Alfaguara (2007)

No hay comentarios: