viernes, enero 04, 2008

Comienza la carrera

Saltó la sorpresa en Iowa. Hillary Clinton ha quedado relegada al tercer puesto entre los demócratas, por detrás de Barack Obama y John Edwards. En el campo republicano Mike Huckabee ha sido el vencedor. Son datos que ni siquiera anuncian tendencias, porque se trata de caucus y no de primarias propiamente dichas y, además, porque el escenario ha sido un estado muy conservador y religioso que no refleja las grandes corrientes de fondo a nivel nacional. No obstante, sí es cierto que lo que hace unos meses se presentaba como un paseo triunfal para la ex primera dama puede no va a ser tal y se convertirá en un mano a mano con el senador Obama, que se presenta como el candidato de la renovación total, del cambio a fondo. Que los Estados Unidos vayan a apostar por una mujer para la presidencia resulta, lamentablemente, dudoso, pero aún más lo es que la mayoría de los votantes dén la primera magistratura del país a una persona de raza negra sin ninguna experiencia ejecutiva. Por eso, los datos de Obama parecen ser más el indicativo de que un sector del Partido Demócrata está cansado del status quo, incluso a nivel interno, y reclama una renovación profunda. En todo caso, es muy difícil que se pueda producir un vuelco en las primarias. La existencia de esta pujante sensibilidad en el seno de esa formación no es un dato nuevo. Hace cuatro años otro fenómeno mediático como Howard Dean ya ocupó ese mismo espacio. En las filas republicanas, Huckabee se declara más a la derecha que Bush, aunque parezca imposible. No es probable, salvo que quieran poner en bandeja la presidencia a los demócratas, que al final vayan a inclinarse por un aspirante con esas credenciales tan poco integradoras. En definitiva, tardará más de lo previsto, pero lo lógico es que la hora de Hillary Clinton y Rudolph Giuliani llegue con el "supermartes" del 5 de febrero. Aunque tendrán que sudar más de lo previsto.       

No hay comentarios: