sábado, enero 05, 2008

Repugnancia

Como vasco, he sentido repugnancia hoy al leer la entrevista con la banda ETA que publica el diario Gara. Desde el punto de vista periodístico tal vez no sea lo más certero llamar entrevista a lo que no era más que un cuestionario amable hacia los entrevistados. Tras amenazar, como acostumbran, a todos aquellos que no se plieguen a sus desvaríos, los terroristas insisten de forma machacona en los "derechos de Euskal Herria". No sé sabe quién o quiénes han formulado esos supuestos derechos ni que sostén ciudadano tienen. Aunque a ETA le trae sin cuidado la voluntad de los vascos que acreditan, elección tras elección, su rechazo frontal al terrorismo, su deseo de canalizar por las vías políticas cualquier tipo de contencioso que pudiera existir y su aval a las formaciones que gestaron y han defendido y defienden el marco jurídico-político actual de autogobierno. No se le puede exigir a ETA que concrete en qué realidad concreta se basa para referirse de forma tan taxativa y rotunda sobre lo que desean o dejan de desear los ciudadanos de Euskal Herria. Y no se le puede exigir porque, precisamente, su terrorismo totalitario se basa en la imposición y no en la expresión de ninguna voluntad ciudadana. El mayor drama para ETA es que la inmensa mayoría de los ciudadanos de esa Euskal Herria que tanto cita le desprecian con todas sus fuerzas y le niegan cualquier tipo de papel político. Y por ser bien conscientes de ello, los terroristas hablan en términos absolutos, con una grandilocuencia hueca que pretende ocultar que se han convertido en los principales enemigos de la voluntad de los propios vascos.      

No hay comentarios: