viernes, febrero 22, 2008

Elecciones generales (X)

Manuel Pizarro no es tan fiero como aparentaba. Se achicó e incluso pareció asustado por momentos en el debate que ayer lo enfrentó a Pedro Solbes en Antena 3. Aunque el cara a cara se convirtió en una cascada de cifras un tanto ininteligibles para muchos ciudadanos, el actual vicepresidente del Gobierno se mostró más sólido y seguro que su contrincante. El ex dirigente de Endesa recurrió constantemente a la "chuleta" que sus asesores le tenían preparada y no estuvo nada convincente en su pretendida defensa de quienes tienen dificultades para llegar a fin de mes. Es difícil que un multimillonario como él aparente estar realmente preocupado por aquellos que tienen que gestionar correctamente cada euro para poder sobrevivir. Tampoco le ayudó la demagogia mostrada al mencionar las obras de Fernández Bermejo en su vivienda oficial o la financiación que hasta ahora recibía ANV por los votos obtenidos en las elecciones municipales y forales del año pasado. El zarpazo de Solbes respecto a una supuesta defensa por parte de Pizarro del sistema privado de pensiones chileno, impulsado por Pinochet, dejó aturdido al candidato del PP, que sólo acertó a negar que hubiera hecho semejante afirmación, ante lo que el número tres del Gabinete de Zapatero exhibió una fotocopia de un ejemplar del diario El Mundo de 1994 en el que se recogían sus palabras. Las recientes palabras de Eduardo Zaplana poniendo en duda la consistencia del sistema financiero español también desgastaron a Pizarro, y Solbes estuvo acertado al acusar al PP de parecer interesado en que la economía española se desmorone. Es dudoso que el debate de ayer cambie la orientación del voto de casi nadie pero sí pudo servir para reforzar a los simpatizantes socialistas o a quienes prefieren al PSOE antes que al PP en una materia en la que el Gobierno no tiene el viento a su favor. La imagen tan trabajada de Pizarro como hombre sin fisuras, de verbo tremendamente eficaz, quedó dañada ayer. Solbes se ganó seguir en su puesto en caso de victoria socialista. El lunes es el primer turno del presidente Zapatero. Ya tiene un espejo en el que mirarse.    

No hay comentarios: