sábado, febrero 09, 2008

León, ciudad mágica

Una parte de mi corazón está siempre en León, donde he pasado y espero seguir pasando momentos inolvidables y donde están algunas de las personas que más quiero. Sólo en una ciudad tan hermosa podrían llamar hostal a un monumento impresionante como San Marcos. Merece muchísimo acercarse y conocerla. Pasear por el Húmedo, perderse por la Calle Ancha hasta encontrarse con la Catedral, una auténtica joya, o participar del bullicio de la Avenida de Ordoño II y de la Gran Vía San Marcos. Y, sobre todo, disfrutar de su gente. De mi gente.

No hay comentarios: