sábado, marzo 08, 2008

El día después, el día antes

El de ayer fue un día triste. Muy triste. Los asesinos de ETA reaparecieron para segar la vida de Isaías Carrasco. Una persona trabajadora, implicada en las actividades de su localidad y comprometida políticamente a través de su militancia en el PSE-EE. Otro ciudadano vasco más ha caído bajo las balas de un terrorista desalmado. Pero son miles los que han salido a la calle para condenar este crimen atroz y hacer saber a quienes empuñan las pistolas y a todos aquellos que los apoyan que no podrán doblegar la voluntad mayoritaria de vivir en democracia y en libertad. Isaías Carrasco ha sido vilmente asesinado por representar unas ideas de convivencia, de pluralismo, de entendimiento entre diferentes. Quienes pretenden sojuzgar a los vascos por la vía de las armas parecen creer que sus balas acallarán el clamor que les desprecia, que con ellas lograrán doblegar el ansia de la ciudadanía por seguir profundizando en los puntos de encuentro que nos conforman como sociedad. Están muy equivocados. El de hoy era un día para reflexionar antes de la jornada electoral de mañana. Ahora, sin embargo, debieran reflexionar todos los que cogobiernan instituciones municipales junto a quienes no son capaces de levantar la voz ante el asesinato de un conciudadano, quienes por comodidad personal prefieren poner en los balcones de sus ayuntamientos carteles en favor de los presos de ETA que acordarse de las víctimas, quienes anteponen sus intereses políticos particulares a la unidad antiterrorista por mínima que sea, o quienes pretenden convencernos de que en Euskadi reina la normalidad cuando centenares de personas van escoltadas todos los días y otras muchas no pueden expresas sus ideas con libertad. También deberían hacerlo todos los que siguen afirmando que la ilegalización de Batasuna supone un ataque a determinada ideología, cuando saben bien que lo único que se exige a la izquierda abertzale es que defienda sus planteamientos única y exclusivamente a través de la acción política, dejando de considerar que el terrorismo es complementario y útil en la consecución de sus objetivos. Sandra Carrasco, la hija del ex edil asesinado ayer en Arrasate, decía hoy, en una emocionante intervención, que la mejor muestra de solidaridad hacia su familia consiste en ir a votar mañana. Los asesinos de su padre y quienes les jalean piden la abstención. Por eso es importante que nadie se quede en casa. Hay que canalizar a través del voto el hastío y la rabia, pero también la firmeza y la férrea voluntad de no dar ni un paso atrás. Es el mejor homenaje para Isaías y para todos aquellos que le precedieron en la macabra lista de asesinados por ETA.  

2 comentarios:

XABIER INTZA dijo...

La ilegalización de Batasuna es-de hecho-contraproducente para los fines que se persigue con ella.
A Batasuna se le debe de derrotar en las urnas,vaciándola de votos como en el 2001.En los ayuntamientos y demás instituciones,negandose los partidos a pactar con ellos y menos facilitándole como actualmente se dan casos el acceso al poder municipal ó de otro orden.Con el compromiso de TODOS los partidos a no utilizar indirectamente los votos de Batasuna para bloquear acciones de gobierno como en el pasado pasaba en el parlamento Vasco.En definitiva con un gran pacto entre todos los partidos democráticos para no servir ni servirse de Batasuna para la acción política en las instituciones,que Batasuna sienta el vacio del resto de los representantes democráticos mientras no sean capaces de asumir y asimilar algo tan básico como es aceptar que su única fuerza deberá ser la que den-mediante el sufragio-sus votantes,que el asesinato,el chantaje y la presión social no son sino métodos mafiosos a desterrar.
La actúal ilegalización -valiendose de la ley de partidos-además de otras consideraciones que se podrían alegar,es en la actualidad el único cemento que une esa casa en semirruinas que es en la actualidad la izquierda abertzale.Sin ese cemento que alimenta-y de que manera-el "prietas las filas" el edificio se hunde irremisiblemente,observese sino que el único discurso de Batasuna en la actualidad pivota siempre en las carencias democráticas que sufren,las torturas,el alejamiento de presos.....carecen de proyecto (realista) pero les une principalmente el victismo.
Acerquense los presos,sea el gobierno implaclable con las torturas y los torturadores,acábese con las vergonzantes causas-19/98,Egunkaria..etc-y legalizese Batasuna.Todo esto debería ir unido a la unidad de todo el resto de partidos en los términos arriba descritos.Estos últimos años no han pasado en balde para nadie,tampoco para Batasuna,pongamosles frente al espejo de la realidad,que no tengan razón para el victimismo,que su gente capte con nitidez que no existe escusa razonable...
La política de ilegalizaciones no consigue bajar el apoyo popular a Batasuna,un apoyo porcentualmente ínfimo en EUSKAL-HERRIA,sobredimensionado exajeradamente por la acción de ETA y la fidelidad militante-movilizadora de sus bases,es hora de probar otras fórmulas.Otro punto de reflexión es la utilización que hace el gobierno de turno de las ilegalizaciones;Cuando y donde me interesa ANV es legal y cuando no y donde no,no.Todos debemos reflexionar Arruti,los partidarios de las ilegalizaciones tambien.

XABIER INTZA dijo...

Se me olvidaba,mientras reflexionamos...yo me voy a votar con las dos manos.