miércoles, marzo 05, 2008

Notas al margen

Aparecían en los carteles difundidos recientemente por el ministerio del Interior con los rostros de los terroristas de ETA más buscados. Fueron detenidos el domingo por la Ertzaintza en Iurreta en una operación policial calificada como muy exitosa y, sin embargo, ayer el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno dejó en libertad sin fianza a Oroitz Aldekoa-Otalora y a Agurne Salterain. Su abogado ha señalado a la prensa que envió un escrito el pasado 14 de enero al citado órgano judicial mostrando la disposición de ambos para entregarse voluntariamente, sin que hasta el momento hubiera recibido respuesta. La situación no deja de ser surrealista. ¿Cómo pueden figurar entre los terroristas más buscados dos personas que desean entregarse? ¿No es inaudito que una vez detenidos queden en libertad sin fianza quienes al parecer eran tan peligrosos? ¿Quién es el responsable de la falta de diligencia de la Audiencia Nacional si el escrito mencionado obra en su poder desde hace mes y medio? ¿En que condiciones concretas se produjo la detención? Y, por otro lado, ¿por qué no acudieron en todo este tiempo por ejemplo a una comisaría de la Ertzaintza para aclarar su situación legal si esa era su voluntad manifiesta? Alguien deberá aclarar todas estas cuestiones para que la credibilidad de la propia lucha antiterrorista no quede mermada.

No hay comentarios: