sábado, mayo 24, 2008

El CD

Mañana se celebra una nueva edición de Ibilaldia, la fiesta anual en favor de las ikastolas, y este año corresponde organizarla a la de Amorebieta-Etxano. Lo que suele ser una jornada de reivindicación en favor de los centros de enseñanza en euskera y de la propia lengua se ha visto empañada en esta ocasión porque algún iluminado no ha tenido mejor idea que elaborar un CD con juegos que incluye a un recluso de ETA entre las personalidades de la zona, al mismo nivel que un conocido bertsolari y una actriz de larga trayectoria. Parece ser que este material iba a ser repartido al menos entre los alumnos de la propia ikastola convocante. Al conocer la noticia, la Diputación de Bizkaia, con cuya subvención contaba el CD, se ha plantado y ha exigido su retirada inmediata, lo que finalmente se ha producido. Ni el diputado general, José Luis Bilbao, ni la titular de Cultura, Josune Ariztondo, asistirán al Ibilaldia, como muestra del malestar que les ha producido todo lo ocurrido. Realmente, resulta incomprensible que alguien pueda considerar oportuno incluir a una persona encarcelada por haber cometido graves delitos entre las personalidades más destacadas en cualquier lugar de Euskadi. Por eso merece la reprobación más firme. Más grave, si cabe, es que eso se haga en nombre de una ikastola, que debe ser un centro en el que el vínculo de unión entre sus componentes sea el empuje a la promoción del euskera en una enseñanza de calidad. Yo mismo estudié en una ikastola desde los dos hasta los catorce años, y nadie hace más daño al presente y al futuro de todo el colectivo de ikastolas que quienes se agazapan en los presos de ETA como si fueran ejemplos a seguir. Esa gente no tiene nada que ver ni con la defensa del euskera ni de las ikastolas, de las que se sirven para dar cobertura a unos intereses políticos muy concretos de defensa del terrorismo como vía para alcanzar determinados objetivos. Lo de Amorebieta ha sido vergonzoso y no debiera volver a repetirse.

No hay comentarios: