miércoles, mayo 14, 2008

Atentado en Legutiano


Nuevamente un asesinato. El atentado de ETA contra el cuartel de la Guardia Civil de la localidad alavesa de Legutiano se he cobrado la vida del agente Juan Manuel Piñuel Villalón, de 41 años, nacido en Melilla pero asentado en Málaga. Los cien kilos de explosivo colocados en el interior de una furgoneta-bomba han destrozado el edificio, poniendo en grave peligro la vida de los hombres, mujeres y niños que a esas horas, cerca de las tres de la madrugada, dormían en su interior. Las condenas y los silencios habituales se repiten, como si de un ritual fatal se tratara. Los asesinos y sus cómplices darán por buena esta nueva muerte, en esa locura colectiva de puro odio que parece haberse adueñado hace ya mucho tiempo de parte de la sociedad vasca. Hay también una parte que mirará hacia otro lado y antepondrá su tranquilidad personal y social a la condena clara y sin titubeos que en determinadas zonas de Euskadi sólo acarrea disgustos. Mientras los partidos políticos no se unan en lo básico para hacer frente al terrorismo, mientras no se deje de colaborar políticamente con las marcas de turno de la izquierda radical partidaria de ETA y mientras no se avance, aún mucho más, en la presión social frente a quienes jalean a los violentos, no se avanzará lo suficiente. Hoy han asesinado a un guardia civil, pero en el punto de mira de la banda siguen estando políticos, empresarios, miembros de todas las fuerzas de seguridad, periodistas y todos aquellos que no secunden o se enfrenten al totalitarismo de quienes quieren lograr sus objetivos no ganándose la confianza popular en las urnas sino a través de las pistolas. Quienes se empecinan en ir en demasiadas ocasiones de la mano de ANV harían bien en recordarlo de forma permanente. Lo que está en juego en Euskadi es algo tan básico como la vida y la libertad.

1 comentario:

XABIER INTZA dijo...

Dos comentarios al hilo de este vil atentado:
Primero;Se vuelve a escuchar el "latiguillo" aquel de..."deben saber los terroristas que no conseguirán nada con el terror".
Pues bien,deben saber Patxi Lopez,Eguiguren,ZP,Rubalcaba..etc,etc,etc que sus declaraciones alegando a la "excepcionalidad"(para "integrar" a la vida democrática a los mariachis y sus primos.....) de las CONCESIONES que el PSOE estaba dispuesto a hacer en Loyola a los terroristas representados por sus mariachis,las tiene ETA interiorizadas.Saben que el "latiguillo" es retórica y que el día que les dé la gana volverán a tener al PSOE al otro lado de la mesa en aras de la "excepcionalidad" y la "integración".Lo que mas me duele es que Patxi y compañia lo saben,pero les dá lo mismo,cualquier cosa por ganar las elecciones y/ó arrinconar al PNV y a Ibarretxe.La repugnante mofa de ZP con la "ocurrencia" lo describe como "estadista".La "ocurrencia" del Lehendakari se convierte (ó milagro) en asumible "hoja de ruta" cuando al otro lado de la mesa se sienta Otegi,su encaje en la constitución no parece presentar problemas,El mismo esquema presentado por Ibarretxe es motivo de burla y ninguneo.Patxi estira de la chaqueta a ZP..."Jose luis,ni agua".Patxi lehendakari se vuelve a apuntar al euskaltegi...por si hay debate televisado.Mientras tanto,José Blanco sale en la tele con ademán grave:"Navarra será lo que quieran los Navarros"...despues del verano que nos han hecho pasar.Vomitivo.
Segundo:La tortura es una práctica repugnante que el gobierno no persigue como debiera,es mas,yo diría que tolera y la ampara. El debate de hoy en el parlamento vasco está muy bien planteado.Dicho lo cúal pienso que lo cortés no quita lo valiente y dicho debate se debería haber atrasado dadas las circunstancias.Algunos no son conscientes de que lo que aquí muchos podemos "entender",fuera se refleja como una grave falta de sensibilidad.Alguno dirá que le da igual lo que piensen fuera de aquí,a mí no,a ese respecto, cuando retrasando el debate se hubiera podido ser,incluso mas claro y contundente sin tener encima de la mesa el condicionante del atentado,y sobre todo porque creo que la ética así lo exije.