viernes, junio 06, 2008

El futuro de Nafarroa Bai

La cuarta asamblea general de Nafarroa Bai que se ha celebrado hoy en Iruñea debería servir para afianzar un proyecto que si de algo peca es de una cierta crisis de crecimiento. Desde el punto de vista del nacionalismo vasco, el surgimiento y posterior éxito electoral de la coalición es el mayor avance producido en las últimas dos décadas en términos de construcción de su proyecto político para el conjunto de Euskal Herria. En primer lugar, NaBai ha logrado quitar la primacía nacionalista en la comunidad foral a la izquierda radical defensora de ETA y, con ello, las posibilidades de crecimiento de un proyecto vasquista en Navarra se han multiplicado. Por otro lado, el nacionalismo vasco ha logrado por primera vez prácticamente desde el comienzo de la transición tener verdadero peso político en el Parlamento foral, haciendo que la suma de cinco enanos políticos se convierta en la segunda fuerza del legislativo. También de la mano de NaBai, el nacionalismo vasco de Navarra tendrá, por segunda legislatura consecutiva, una diputada en el Congreso, siendo éste un factor muy importante en términos de visibilidad de la idiosincrasia plural de esa comunidad. Con todos estos antecedentes, los partidos y dirigentes que forman parte de la coalición están obligados a dejar de lado protagonismos particulares en bien de un proyecto que se ha demostrado sólido e ilusionante. Aunque el PSN haya descartado cualquier opción de gobierno alternativa a la de UPN durante esta legislatura, las puertas del futuro están abiertas si se mantiene el crecimiento de una opción política bien enraizada en la realidad navarra y que sea capaz de generar expectativas de remover los cimientos de un reparto de fuerzas estancado. Desde la óptica nacionalista, NaBai representa un instrumento genuino de construcción nacional basada en el realidad y respetuosa con los demás. Ése es el camino: integrar en la pluralidad y en la moderación y no dividir en la radicalidad y en planteamientos maximalistas.   

No hay comentarios: