jueves, julio 03, 2008

Ingrid libre

Ha sido emocionante volver a ver libre a Ingrid Betancourt. Colombia es un país con graves problemas estructurales, con un intento fracasado, el del M-19 y la Unión Patriótica, de incorporar a la izquierda a la vida política; con fuertes desigualdades sociales; con grupos paramilitares que han asesinado por doquier; con un Estado que no llega a todos los rincones del territorio; con un narcotráfico poderoso e infiltrado en muchos ámbitos. Pero es también un gran país, que merece tener esperanza en el futuro y ver cumplidos sus anhelos de paz. El narcoterrorismo de las FARC es una rémora del pasado, que impide avanzar. Tengo buenos recuerdos de Colombia. De las noches en Bogotá, de las vistas desde Monserrate, de la Casa de Nariño, de la Quinta de Bolívar, de Zipaquirá y su maravillosa catedral de sal. Y, sobre todo, de su gente. Gente acogedora, amable y luchadora. Ingrid Betancourt representa muy bien los mejores valores del país. Colombia se merece un futuro de libertad. Como Ingrid. Junto a Melanie y Lorenzo, que tanto han luchado por ella.

No hay comentarios: