lunes, septiembre 22, 2008

Otra vez el terror

Luis Conde, brigada del Ejército, de 46 años, se ha convertido esta madrugada en la última víctima mortal de la banda terrorista ETA. Este nuevo atentado, cometido en la localidad cántabra de Santoña, y los perpetrados este fin de semana contra la Caja Vital, en Vitoria, y la comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa, ponen de manifiesto cuál sigue siendo la apuesta real del conjunto de la izquierda radical. Las declaraciones favorables el diálogo son acalladas con el estruendo de las bombas por parte de quienes dirigen de verdad ese mundo y el silencio, cómplice o cobarde según el caso, es la única reacción de quienes dicen que quieren hacer política tanto en Batasuna como en sus aledaños, en sus replicantes de nuevo y viejo cuño. La unidad frente al terror y la claridad de posicionamientos frente a quienes practican o amparan la barbarie son las únicas recetas válidas en este contexto. Nadie oirá a la izquierda radical mostrando pesar o demostrando la más mínima sensibilidad ante tamañas conculcaciones de los derechos humanos. Y no será porque se hayan ilegalizado recientemente algunas de sus organizaciones. La callada por respuesta es ya un clásico para todos ellos. Lo era cuando permanecían en la legalidad y lo continúa siendo desde la clandestinidad. Que nadie se engañe.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Poco mas se puede añadir.Insistir en el desprecio que generan en esta sociedad los que demuestran su nulo respeto por la vida y los bienes (ajenos claro) y por la voluntad mayoritaria de este pueblo.
En otro plano creo que en algún momento merecería comentario la vergonzosa actitud de algún lider político que no le llega a los talones en mesura y seriedad al que pretende insultar y mancillar.Hoy no es el día.Saludos.