domingo, diciembre 28, 2008

Lecturas (La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina)

Poco se puede añadir acerca del éxito fulgurante de las novelas de la Trilogía del Milenio del escritor y periodista sueco Stieg Larsson. La segunda acaba de ser publicada en España con idéntico extraordinario resultado que su inmediata antecesora y la tercera verá la luz al comienzo del verano. Al magnífico recibimiento de los lectores hay que añadirle en este caso el aplauso de la crítica. Ese binomio tan inusual da más brillo, si cabe, al trabajo de Larsson, fallecido en 2004 de un ataque al corazón con 50 años y sin tiempo de poder comprobar la acogida dispensada por el público a sus tres únicas novelas. Este fin de semana el suplemento cultural del diario El País, Babelia, incluía a las dos partes de la trilogía publicadas en castellano entre los diez libros más destacados del año. No es de extrañar. Más que leer, estas novelas se devoran. Cuesta abandonarlas siquiera sea por unas pocas horas y al final de sus páginas queda la pena de que no continúen. Es algo que ocurre muy rara vez y sólo por eso ya merece la pena descubrir a Larsson. La lectura no siempre ha de ser sinónimo de elevadas pretensiones. En muchas ocasiones el entretenimiento, con dosis de calidad, eso sí, justifica cualquier lectura. Las andanzas de Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander, los peculiares protagonistas de la trilogía, son la muestra de que es posible aunar las dos cosas.

La frase: "Lisbeth Salander era la mujer que odiaba a los hombres que no amaban a las mujeres"

Ficha técnica:
Título: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina
Autor: Stieg Larsson
Traducción: Martin Lexell y Juan José Ortega Román
Páginas: 749
Edita: Círculo de Lectores (2008)

No hay comentarios: