domingo, febrero 01, 2009

A un mes de las elecciones

Los partidos vascos aceleran los preparativos para la cita electoral de dentro de un mes. No hay nada nuevo en los mensajes, más bien se repiten los sonsonetes no sólo de meses precedentes sino incluso de ocho años atrás. Desde el PNV se agita de nuevo el fantasma del 'frente españolista' a sabiendas de que, en determinadas coyunturas, le suele resultar muy rentable. Aunque el PSE-EE lleve años trabajando precisamente para que ese tipo de ideas no vuelvan a calar, el Partido Popular, con unos videos preelectorales tremendistas y provocadores, parece dispuesto a facilitar la labor de los jeltzales. Las encuestas que se manejan en la trastienda indican que nacionalistas y socialistas están prácticamente empatados en este momento, aunque la intención de voto en favor de Ibarretxe está al alza desde comienzos de año. El problema para el PNV consiste en que necesita radicalizar su discurso para atraer voto proveniente de EA, Aralar o, incluso, la izquierda abertzale ilegalizada lo que, a su vez, puede desmovilizar a parte de su electorado más moderado. El PP parece temeroso de perder votos por el flanco de Rosa Díez, y Antonio Basagoiti empieza a no diferenciarse demasiado de su predecesora en el cargo. La imagen de moderación que pretende proyectar el renovado proyecto de los populares queda arruinada con cada nuevo exabrupto lanzado de forma tan burda y demagógica, por ejemplo, en contra de la enseñanza del euskera o de su necesario conocimiento para acceder a determinados puestos públicos. Ese tipo de mensajes son los que más movilizan al electorado nacionalista por pura reacción epidérmica. El secretario general del PSE-EE, Patxi López, salió ayer al paso, de forma rotunda, para negar la posibilidad de cualquier entente postelectoral con los populares y de la credibilidad que sus palabras merezcan dependerá, en buena medida, su suerte en los comicios. En este panorama tan abierto, Eusko Alkartasuna sigue a lo suyo: a tildar al lehendakari Ibarretxe de muñeco de trapo en manos de terceros. Son palabras injustas dirigidas hacia quien más ha defendido la colaboración estructural con EA en todo momento, también en los más críticos, y que aún en noviembre pasado era considerado públicamente por prominentes dirigentes de ese partido como líder referencial. No es de extrañar que esté previsto para las próximas semanas un goteo de apoyos explícitos en favor de la candidatura de Ibarretxe por parte de personas que en su día se significaron dentro de Eusko Alkartasuna. Todo está más abierto que nunca y estas últimas cuatro semanas se antojan cruciales para determinar el resultado del 1 de marzo. Sólo cabe pedir menos sal gorda y mensajes más trabajados y concretos. En definitiva, menos reclamos patrióticos sin contenido, provengan de donde provengan, y más clarificación sobre los proyectos de futuro para el país.

1 comentario:

XABIER INTZA dijo...

No creo que en la actual estrategia de campaña de EAJ entre la intención de radicalizar el discurso para atraer voto "soberano independentista" de manera general y explícita,no más de algún guiño bién medido y perfectamente localizado,quizás.Otra cosa sería una pérdida de tiempo y dar bazas (de las que está muy necesitado) a López.
Decía hoy Innerarity en una entrevista (muy acertadamente a mi parecer) que los indecisos (los que a la postre decidirán el resultado)no están esperando a recibir mas mensajes,a estas alturas (López lleva 8 meses de campaña)todos conocemos los mensajes y los candidatos y estos (los indecisos) a lo que están esperando es a que llegue el dia 1 de marzo y calibrar la ponderación que tendrá su voto en el resultado.
A mi parecer,los votantes de EA,Aralar o Batasuna que voten a Ibarretxe o que barajen hacerlo saben quién es Ibarretxe,quien es Urkullu y en que onda está actualmente EAJ.Conocen también quién es López y lo qué y a quién trae detrás del celofán rojo,verde y blanco, y su voto se decantará por Ibarretxe o nó en base a otros parámetros quizás menos relacionados con el análisis político complejo(otra vez la ponderación) y no desde luego por el hecho de que ahora,a última hora Ibarretxe o Urkullu o Egibar se pongan a lanzar andanadas mas o menos soberanistas,aquí nos conocemos todos y creo que sabemos a que palo está cada uno en esas cuestiones.
Por contra,si que existe un importantísimo sector de indecisos poco ideologizados para los que un discurso de gestión económica,serio,sólido y fiable se impone a otras consideraciones(más en la actual coyuntura económica) y ese discurso tampoco se improvisa,ese discurso debe ser la guinda a una trayectoria en ese sentido,y en esas estamos.
EAJ se enfrenta a la "tormenta perfecta",cualquier otro partido en las circunstancias que le toca bregar sería barco hundido desde el minuto cero pero el PNV es mucho partido e Ibarretxe es mucho candidato, mucha solvencia,mucha preparación y mucha experiencia,y esa es por contra, una de las debilidades mas palmarias del partido socialista;Su candidato.
Para terminar,creo que la variable "Batasuna" en lo que a poner en valor su peso electoral de una u otra manera se refiere no se puede dar por descartada.Y no estoy hablando de que alguna de sus dos listas actuales puedan "pasar".Les va mucho en ello,demasiado.