domingo, marzo 01, 2009

Todo está en el aire

He ido a votar pasadas las 12.30 y en mi mesa no había cola. En realidad no había nadie. Ha sido llegar, votar y marcharse. La normalidad era absoluta en las inmediaciones del colegio electoral, aunque se percibía mayor presencia que nunca de la Ertzaintza. Los seguidores de la izquierda radical también se han dejado ver, aunque de forma más discreta que en otras ocasiones, como guardando un perfil bajo. A las 12 del mediodía la participación era superior a la de hace cuatro años, aunque en un porcentaje mínimo del 0'9%. Todo apunta a que la jornada será intensa y a que la igualdad no se romperá hasta el final. Es difícil adelantar tendencias reparando sólo a los casos que uno conoce, pero me ha sorprendido algún caso muy concreto de gente muy fiel a Eusko Alkartasuna que esta mañana confesaba haber votado por Ibarretxe. El PNV se va a hacer con un buen puñado de voto útil abertzale y está por ver si el PSE-EE es capaz de hacer frente a semejante movilización. Bizkaia será jeltzale, de eso no le cabe duda a nadie. Sería una gran sorpresa que Álava no quedara en manos socialistas y, en consecuencia, Gipuzkoa determinará la magnitud de la victoria o de la derrota de unos y de otros. Será una noche electoral de enorme interés, como la de ocho años atrás. La seguiré desde Bilbao, desde los estudios de la Cadena Ser, junto a Angels Barceló y el resto de compañeros de la emisora.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Imaz, a Ibarretxe: «Quien se radicaliza, a la oposición»

¿Que te parece esta afirmacion? me gustaría conocer tu opinion sobre esto, sigo tus opiniones en la tertulia de Ganbara